Sacramentos

¿QUÉ ES INICIACIÓN CRISTIANA?                    


La experiencia y el camino de Evangelización emprendido por la Iglesia desde el Concilio Vaticano II, actualizado y puesto en acción por San Juan Pablo II al inicio del nuevo milenio, con la riqueza del Documento de Aparecida desde 2007, el proceso de construcción del Plan de Evangelización de la Arquidiócesis de Bogotá desde 2011, la aparición de las Orientaciones Comunes para la Catequesis en Colombia de la Conferencia Episcopal en noviembre de 2012, mi experiencia sacerdotal y ministerial a lo largo de estos 26 años de acompañamiento y camino en diversas comunidades y experiencias de vida cristiana, me han ido llevando a asumir, revisar y orientar todos los días los procesos de evangelización parroquial en la Iniciación Cristiana con un proceso y un camino que se va marcando, enriqueciendo y fortaleciendo en cada momento, en cada comunidad de niños, de jóvenes o de adultos que acompañan, orientan y participan de esta  experiencia misionera y evangelizadora en un horizonte y contexto de vida parroquial con el criterio de Nueva Evangelización y en la tarea de evangelizar, evangelizándonos, acompañando en la fe cristiana, fortaleciendo la propia fe en Jesucristo el Señor.

Un camino de fe compartido, donde la familia cristiana y la comunidad son acompañantes animadores, sin los cuales, el proceso no da sus frutos, si deseamos que nuestros niños y jóvenes se formen para servir y participar activamente en la vida de la Comunidad Parroquial; siendo Jesucristo nuestro camino y nuestro centro determinador de vida y vocación, el Discípulo Misionero que se va formando ha de encontrar en la comunidad de creyentes el lugar y escuela donde pueda experimentar, conocer y vivir su ministerio de servicio, su compromiso bautismal y su participación en la misión y en la caridad.

Este camino de acompañamiento en la Iniciación Cristiana tiene: - por texto de vida, oración y formación: La Biblia, como única Palabra de Dios que nos forma y nos hace sus Disípalos Misioneros; - la Lectio Divina como método del encuentro en comunidad y como centro del proceso de crecimiento en la fe – la pequeña comunidad es el lugar para encontrarse y trabajar juntos en la escucha, en la tarea y misión, la de oración de cada encuentro; - un compañero de camino, el animador, que acompaña, orienta y lidera el proceso y el itinerario a lo largo de la experiencia que debe durar mínimo un año, - un coordinador (a) que es un joven o un niño que ayuda al acompañante, y sirve como centro de unidad entre el joven o el niño y el acompañante - una familia acogedora que se convierte en el centro de acogida, apoyo y realización del encuentro y del proceso en camino.

Para los niños y los jóvenes: su asistencia a toda esta experiencia de vida y de fe, la participación en la Eucaristía dominical, la animación, apoyo y compromiso de sus familiares para participar en el proceso y el encuentro dominical, el apostolado, como fruto de la acción misionera de la Lectio Divina, la bitácora y la oración son los elementos que nos van indicando el grado de maduración y compromiso de nuestros acompañados y protagonistas de este camino de Emaus, que inicia su recorrido en la sorpresa humana del encuentro con Jesucristo resucitado y culmina en la contemplación y la gran alegría de compartir el Pan, la fe y el compromiso cristiano con Jesucristo Pan vivo para quienes le aceptan y le anuncian a sus hermanos; la celebración de los Sacramentos de Confirmación, la Eucaristía y del Perdón y la Misericordia, han de llevar a los niños, a jóvenes, a sus familias y acompañantes a reconocer a Jesús en el diario vivir, han de sentir arder su corazón en el proceso del camino y abrir sus ojos a la fe, al partir el pan, que es el mismo Señor, en el gozo de una comunidad que vive y celebra su fe, comparte su vida y parte el pan con todos.

Confiamos esta experiencia de Iglesia misionera a Jesucristo, Pastor bueno, al Espíritu Santo, sabiduría y amor de Dios y a María Santísima, compañera y formadora en la fe y en la alegría en el Hogar de Nazaret.

 

  Padre Justiniano Sanabria Torres

Párroco y Autor de la experiencia

 

Sacramento de La Confirmación

Sacramento de La Confirmación

Conozca los requisitos para recibir este sacramento.

Sacramento Sagrada Eucaristía

Sacramento Sagrada Eucaristía

Conozca los requisitos para este sacramento.

Bautismo

Bautismo

Bautizar a nuestros niños, es el mejor regalo de ser Padres. El Bautismo es el Sacramento que nos abre a la vida en Cristo Jesús y nos hace participes de la vida plena y feliz que nos otorga Dios, nuestro Padre Eterno. Es una obligación de conciencia Cristiana de los padres bautizar pronto a sus hijos para que vivan en el amor que Dios les brinda en la Fuente bautismal.

Desarrollo por San Pablo Multimedia